El periodista deportivo estuvo en entrevista con Claudio Bravo y contó detalles de hechos ocurridos durante el camino a Rusia 2018.

Varios fueron los jugadores que asistieron a la avant premiere de la película de Alexis, entre los que se encontraba Claudio Bravo quien no quiso referirse al tema de su ausencia en la nómina para la Copa América.

Guarello menciona que: “Hoy hablé con Claudio Bravo extensamente, más de 40 minutos. Por teléfono. Y le pedí que me contara todo. Hay cosas que me contó que no puedo repetir porque son muy delicadas y no corresponden. Quizás en el futuro las puede contar él si estima conveniente, pero otras sí”…”Lo primero es que siente que la eliminatoria se perdió por indisciplina. En el partido con Paraguay muchos jugadores no llegaron en condiciones que correspondía. Dos, él se reunió con Reinaldo Rueda cuando recién asumió la selección y no sólo se habló lo de Julio Rodríguez, sino de recuperar la disciplina de la época de Bielsa. Rueda se comprometió con esto”.

En relación al tan apabullado tema sobre Julio Rodríguez, Guarello dijo que: “Bravo sintió que José Ovalle no estaba a la altura de su exigencia. Él estaba en el Barcelona, luego en el Manchester City y las cosas ahí son de un profesionalismo que veía muy distinto al de Chile. Para la Copa Centenario, Álex Whiteley lo pelotaba y estaba tan nervioso que no le acertaba al cuerpo y ni siquiera jugaba. Ahí se armó un lío porque pidió a Rodríguez, pero eso todavía es periférico. Existe este cortocircuito, no viene a la primera citación, está alejado del grupo que lidera Vidal y no descubro América. Todavía estaba lo de los comentarios de la esposa y la suegra y luego se lesiona. Si él pudiera volver atrás para borrar esos tuits, los borra, pero no es el problema de fondo. El día del partido con Paraguay cinco jugadores andaban en un casino. No uno. Cinco”.

Hubo después de esto encuentros entre Rueda y Bravo que dieron atisbos de su regreso pero finalmente nada de eso ha ocurrido.

Finalmente dijo que: “Bravo no puso ninguna condición para volver, tiene muchas ganas de jugar, dice que se siente mejor que cualquiera en la selección, que está en el nivel, está entrenando hace tres meses, que convinieron con Rueda que lo iba a ver en Pinto Durán. Estaba y no exigía titularidad ni nada. Habían acordado que el 20 de mayo iba a estar en Pinto Durán trabajando. Se entera que no iba a estar hace nada, lo llama el coordinador, ni siquiera Rueda”.

Con esto finalmente podemos dilucidar que sigue una nube negra en La Roja y que no habrá claridad con el regreso de Bravo muy pronto.